Análisis: 1.000 nuevos dominios en la Red

Nuestro columnista Jose Cervera, analiza la reciente decisión de la ICANN, el organo rector de Internet, de ampliar el uso de los nombres y extensiones en las urls.

Internet, por el modo como está hecha, es casi imposible de controlar. Cualquiera que así lo desee puede conectar un ordenador capaz de ‘hablar’ los ‘idiomas’ informáticos de la Red, y está en el aire; cualquier otra persona conectada podrá ver sus contenidos. Los lenguajes informáticos, llamados técnicamente protocolos, son abiertos y no pertenecen a nadie.

Internet es abierta...

La tecnología que forma las tripas de la Red es abierta. Por eso cualquiera puede publicar lo que desee, y por eso es tan difícil evitar la propagación de información. Por eso China gasta miles de millones en su Gran Muralla Digital, y las discográficas no han conseguido evitar que la música se piratee, y el gobierno de los EE UU ha sido incapaz de impedir que WikiLeaks deje en ridículo a su diplomacia. Porque la Red es incontrolable: en la jerga de los analistas de estrategia carece de ‘choke points’ o puntos de estrangulamiento, lugares físicos o conceptuales donde una presión bien ejercida pueda limitar o bloquear el flujo, y que por lo tanto se convierten en puntos de control.


...pero hay puntos de estrangulamiento...

La Red hoy carece de ‘choke points’. Pero antaño los tuvo. Y la última iniciativa de ICANN, permitiendo la creación de hasta 1.000 nuevos dominios del máximo nivel (TLDs; top level domains) intenta erradicarlos para siempre. Todo el que así lo quiere puede publicar en Internet, o conectarse a la Red. Pero para que la Red funcione, desde el punto de vista técnico, alguien tiene que controlar un recurso escaso. Los ordenadores, entre sí, se identifican con etiquetas numéricas llamadas Direcciones IP.

En la actualidad una dirección IP es un número binario de 32 bits que se escribe en cuatro octetos, cada uno de los cuales está comprendido entre 0 y 255; tienen la forma 193.16.44.8, lo que da un total de 4.294.967.296 direcciones IP posibles (2 elevado a 32). Este número se está agotando, por lo cual se está procediendo a cambiar el actual sistema (llamado IPv4) por uno nuevo (IPv6), en el que las direcciones IP tienen 128 bits. lo que da un número muy superior de etiquetas (2 elevado a 138).

Las direcciones IP de IPv6 tienen la forma 2001:0123:0004:00ab:0cde:3403:0001:0063. El tránsito a IPv6, siempre pospuesto, acabará con la escasez de direcciones IP. Pero todavía quedaría otra escasez: la de los dominios. Porque a nosotros, los humanos que estamos en el borde de Internet, no nos gusta tener que teclear 193.16.44.8 para ver una página web, y mucho menos nos gustaría teclear 2001:0123:0004:00ab:0cde:3403:0001:0063. Para evitarlo se inventó el DNS o domain name system (sistema de nombres de dominio): para traducir direcciones IP a etiquetas que nosotros podamos comprender, que se llaman dominios y tienen la forma portada-online.com.

Esto proporcionó a Internet un hermoso ‘choke point’, porque alguien tiene que asociar los dominios con las direcciones IP; establecer el vínculo que permite hacer la traducción. En los dominios de nivel máximo nacionales, de esta función se encargaba típicamente una entidad del gobierno local. En los dominios genéricos, como .com, .net y .org, históricamente se encargaba la empresa estadounidense por concesión del gobierno de allá: Network Solutions.

... Pelea por el control del DNS...el germen del Icann...

Una empresa única y un recurso escaso (sobre todo los dominios .com, deseados por todos) crearon un ‘choke point’ natural. El resultado fue una pelea por el control del DNS e innumerables problemas, especialmente graves en lo referente a marcas comerciales (el llamado ‘secuestro de dominios’). La situación se puso tensa; el gobierno estadounidense intentó hacerse con el control de INternet, y la comunidad de tecnólogos que habían creado la Red respondieron. La solución fue salomónica: se creó una nueva entidad llamada ICANN, que se encargaría desde entonces y entre otras cosas de la gestión tecnológica de la Red, incluyendo el DNS.

Y desde 1998 a ello se dedica. A lo largo de todos estos años uno de los objetivos estratégicos de ICANN ha sido eliminar los puntos de estrangulamiento de la estructura de la Red, para hacerla menos vulnerable al control externo. Para ello ha multiplicado los llamados Servidores Raíz, ordenadores encargados de gestionar el DNS para los dominios del nivel máximo genéricos (gTLDs) que en un principio estaban muy limitados en número (sólo había 13) y de los cuales ahora hay tres centenares.

...Solución Salomónica: Liberalización y ....

Pero todavía quedaba un nivel de escasez que ICANN quería eliminar, y era el de dominios genéricos. Con sólo un puñado de TLDs de este tipo los nombres bajo .com (especialmente), .edu, .org y .net estaban muy solicitados. De modo que se ampliaron los dominios del máximo nivel genéricos, primero a siete más (aero, biz, coop, info, museum, name, pro, operativos entre 2001 y 2004); más tarde otro grupo de dominios esponsorizados (asia, cat, jobs, mobi, tel, travel, XXX).

...menos control sobre Internet...

El pasado 20 de junio ICANN aprobó la liberalización de los gTLDs, lo cual supone que cualquier grupo o empresa interesada podrá hacerse con un dominio propio del nivel máximo con sólo pagar una matrícula y una cuota anual. Los expertos predicen que se crearán entre 500 y 1.000 nuevos dominios, en su mayor parte por empresas en busca de un mayor control de sus marcas en la Red. Pronto habrá nuevos espacios de nombres disponibles por doquier, lo cual supondrá mayor confusión, pero también la eliminación de las limitaciones. Con menos puntos de estrangulamiento la Red es más incontrolable y más libre. Lo cual nos favorece a todos.


Trackback from your site.

Equipo Editorial (@Portada_esp)

Portada es el medio líder de información y análisis sobre mercadotecnia, publicidad y medios orientados a Latinoamérica, el mercado hispano de EE UU y España. La misión de Portada es ayudar a profesionales de negocios y medios a comprender y alcanzar a consumidores latinoamericanos, del mercado hispano de EE UU y España. La credibilidad es nuestro principal activo: La producción de contenidos de alta calidad es nuestra pasión. Más información sobre la audiencia de Portada, sus vehículos publicitarios y productos aquí. Read more

MORE FROM PORTADA



#PortadaNY Soccer Marketing Key Takeaways from Allstate, Comcast, NYCFC and Scouts Sports and Entertainment

#PortadaNY Soccer Marketing Key Takeaways from Allstate, Comcast, NYCFC and Scouts Sports and Entertainment

Portada New York included two sports marketing panels, featuring Portada board member and Allstate Director of Sports Marketing Daniel Keats, Comcast’s Hispanic Marketing Director Alejandro Solorio, Portada board member and EVP, Managing Partner, Scout Sports and Entertainment Michael Neuman, and Jon Patricof, president of the New York City Football Club.